la paz

Morir antes del fin del mundo

Posted on Actualizado enn

Era diciembre y faltaban algunos días para el tan anunciado y publicitado fin del mundo que los Mayas (no) pronosticaron. Y en medio de la paranoia informativa internacional, entre las cadenas comunicacionales exacerbadas, decidí desconectarme y desaparecer por un momento.

Edson Hurtado en el Lago Titicaca

Es curioso que de tantas veces que he visitado la Sede de Gobierno, nunca hubiera viajado a Copacabana. Quizás sea, pienso, porque la vida nocturna de La Paz me consume siempre, y la magia de Sopocachi termina por atraparme inevitablemente el corazón. Pero ese sábado, con la cabeza intacta y el corazón más aventurero que nunca, tomé mi mochila y decidí conocer por fin el lago más alto del mundo. Y lo que me encontré, superó todo lo que yo alguna vez había imaginado. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Bolivia nos espera

Posted on Actualizado enn

Este año será inolvidable para nuestro país. Y no hablo de los conflictos sociales, el TIPNIS, el motín policial o Iván Cornejo vestido de mujer en su programa de televisión.

Bolivia_1

No. Hablo de algo mucho más sencillo, pero de trascendental importancia para el turismo del país, para la cultura y para la imagen de Bolivia en el mundo. Por primera vez en nuestra historia, el mundo conocerá las maravillas de nuestra tierra en un spot promocional turístico. Leer el resto de esta entrada »

Jaime Saenz, Viscarra y Hurtado … y la puta muerte

Posted on

¿Tienen algo en común? Los primeros nos expresaron -en filosofía de vida- los abismos del alcohol y el delirio de perderse.

Pese a tener diferentes poéticas, -una mágica y otra feroz-, ambas formularon los submundos que evadimos pero que nos invade . Sobre todo puede comparárselos a través de su vocación y adyacencia a la muerte y por eso también evoco al joven escritor Edson Hurtado.
Saenz en “Recorrer esta distancia” nos recomienda que:
“uno debería procurar estar muerto.
Cueste lo que cueste, antes que morir. Uno tendría que hacer todo lo posible por estar muerto.
Las aguas te lo dicen – el fuego, el aire y la luz, con claro lenguaje.
Estar muerto.
El amor te lo dice, el mundo y las cosas todas, estar muerto. “

Poetas malditos

Pero como “vida y muerte son una misma cosa” para Saenz, la muerte magnifica la “hermosura de la vida” que “es un hecho que no se puede ni se debe negar.” Leer el resto de esta entrada »