fotos

Si la sede no se mueve, la homofobia tampoco

Posted on

En nuestro país, sobre todo en algunas ciudades específicas, la Ley Nº 045 (Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación), promulgada el 8 de octubre del año 2010, ni se conoce, ni se respeta, ni se aplica. Se ha quedado en el papel, inerte, inoperante e inutilizable.

Calendario abril Hivos

A principios de este año se lanzó el “Calendario 2013 de las Diversidades Sexuales y de Género”, iniciativa de la oficina regional de Hivos en Sudamérica (con sede en Bolivia), cuyo objetivo era reflexionar en torno al respeto de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). En esta peculiar propuesta participaron artistas visuales como Tony Suárez, Wara Vargas, Sol Mateo, Alejandra Alarcón, Eric Bauer y Mauricio Salazar, y cada imagen estuvo acompañada por textos que celebran el pluralismo sexual, elaborados por reconocidos autores nacionales como Ramón Rocha Monroy, Liliana Colanzi, Sebastián Antezana, Giovanna Rivero y Wilmer Urrelo, entre otros.

Las gigantografías se exhibieron con todo éxito en espacios públicos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra. Hasta ahí, bien. Pero todo cambió cuando la muestra itinerante llegó a Sucre.

En la capital del Estado Plurinacional, el “Calendario 2013 de las Diversidades Sexuales y de Género”, fue retirado por la Dirección de Espectáculos Públicos del Municipio de Sucre, por presión directa de Gino Uriel Gonzáles, Pdte. de la Junta Vecinal del Barrio Petrolero Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Crystal del Chaco

Posted on

Cuando el Coronel Pérez se enteró que uno de sus conscriptos se escapaba algunas noches del cuartel, y volvía de madrugada vestido de mujer, lo mandó arrestar y lo confinó a una celda. Preocupado por el cierre anual de gestión, el Coronel no sabía muy cómo proceder, así que repitió lo que los militares de la época mejor sabían hacer. Mandó que le dieran una paliza.

Crystal De Camiri

Crystal aún recuerda las botas pesadas, los cinturones afilados y los certeros golpes que le propinaron esos camaradas suyos, a los cuales no les guarda ningún rencor. Es más, alguna vez se los encontró, ya asumida como travesti, y los saludó cordialmente. Ellos seguían sorprendidos, pero al contrario de la última vez, reaccionaron de una manera amigable y hasta íntima. “Me limpié la sangre y volví a hacer lo que tenía que hacer, porque faltaba una semana para el licenciamiento y yo quería salir bien del cuartel”, cuenta con algo de nostalgia. Leer el resto de esta entrada »