cronica

[ARTÍCULO] Silvio Rodríguez en Nueva York

Posted on Actualizado enn

Silvio Rodriguez en Central Park, New York
Silvio Rodriguez en Central Park, New York (Foto: Democracy Now)

Nadie podría haber previsto que en la víspera del aniversario N° 16 del atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, cierto tipo de magia, de gaviotas y unicornios utópicos, habría de inundar un lugar tan emblemático como el Parque Central de Manhattan.
Caía la noche de ese otoño apresurado y la guitarra del mítico Silvio Rodríguez comenzaba a disparar sus melodías a los asistentes que, corazón en mano, se habían reunido en una especie de rito romántico y melancólico. El septuagenario trovador cubano, intacto y decidido, subió al escenario y de inmediato conquistó al público que al verlo estalló en aplausos y ovaciones. Se trataba, pues, de la presencia casi increíble de uno de los representantes más conocidos de la trova latinoamericana, un ícono de la música popular en español, que siete años después volvía a la gran manzana para participar en el SummerStage, uno de los festivales de verano más conocidos de la ciudad. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Derecho a la tristeza

Posted on Actualizado enn

Cuando visité Colombia por primera vez, conocí a una mujer extraordinaria, con la cual pude compartir momentos inolvidables. Coincidiendo en el mismo hotel de Bogotá, entendimos que el azar no había jugado todas sus cartas en nuestro encuentro.

Atardecer en Cartagena-Colombia
Gilka Resende era también periodista y trabajaba en un proyecto comunitario de comunicación en las favelas de Rio de Janeiro. La identificación fue mutua desde el mismo instante en que nos vimos, y a pesar de que sabíamos que nos quedaban pocos días juntos, decidimos hacer de ellos, fotográficos instantes para nuestra memoria.

Una semana después de recorrer Bogotá de día y de noche, de trabajar juntos y de nuestros  frustrados intentos de entrevistar a miembros de las FARC, decidimos unir agendas para compartir unos días en la playa.

Así, ella partió hacia Antioquia  y yo hacia Santa Marta.Cuatro días después nos encontramos en Cartagena, tomando el sol, con una cerveza en la mano, mirando el indescriptible atardecer de un Caribe que nos daba la bienvenida. Leer el resto de esta entrada »