bicentenario

La hipocresía del Bicentenario

Posted on Actualizado enn

Seguramente muchos se sintieron felices en septiembre, cuando los festejos del Bicentenario inundaron las calles con banderitas cruceñas, los canales de TV con música de las tamboritas, y las plazas con juegos típicos y sendos discursos sobre los 200 años de libertad que celebramos.

Bi__2

Es probable también que muchos hubieran olvidado las grandes necesidades que aquejan nuestra ciudad, dando por sentado que el verde-blanco-verde es suficiente para sentirse orgulloso de una Santa Cruz que pide a gritos soluciones reales a problemas estructurales.

Pero después del desmedido festejo siempre llega la resaca. Eso lo sabemos todos y a pesar de ello, insistimos en enarbolar una fatua alegría que se desvanecerá inevitablemente, cuando la realidad se haga más grande que el orgullo.

Y en ese momento, cuando la basura nos inunde, cuando el tráfico colapse las arterias, cuando la corrupción se dispare, cuando el humo nos asfixie y las inequidades sociales nos dividan aún más, no tendremos nada más que festejar, porque nuestra libertad será, irónicamente, una inmisericorde prisión para nuestros anhelos. Leer el resto de esta entrada »

El silencio de la rosca

Posted on Actualizado enn

Hace algunas semanas, escribí un artículo para el suplemento Brújula de El Deber, en donde abordaba la censura y el auto-boicot de una institución de Santa Cruz dedicada al arte, o a la socialización del arte, que no es lo mismo pero que para muchos es igual.

Siluetas

Más allá de la reacción que generó y del debate que comenzó respecto al tema, lo que me llamó mucho la atención fue precisamente la actitud defensiva con la que todos los aludidos, y uno que otro arrimado, enfrentaron la situación.

Es difícil entender que el proceso, aparentemente obvio y necesario de la crítica y autorregulación, no pueda ser asumida por quienes tienen el deber de discernir su trabajo antes de compartirlo con el resto de la sociedad.

Más que sorprendido, quedé decepcionado no sólo por esa actitud renegada y déspota, sino porque la rosca de artistas de la ciudad guardó un silencio sepulcral y no participó del debate que se originó y que los apuntaba precisamente a ellos. Para nadie es desconocido que esta es la ciudad de las muñecas. Leer el resto de esta entrada »

El bicentenario que nos merecemos

Posted on Actualizado enn

Será igual que siempre. En el último momento nos quejaremos porque las cosas no salieron como debían y nos diremos que podríamos haber hecho algo mucho más interesante.

Cuando este año termine, y el balance traiga los número rojos de la cultura, a los cuales estamos ya tan acostumbrados, nos sentaremos a reflexionar y buscar a los culpables de siempre, que tampoco hicieron nada al respecto y que, por supuesto, no pagarán por nada. Siendo una fecha tan importante para la ciudad y el Departamento entero, nos rezagamos en la preparación de los festejos, en la organización de los eventos, y por supuesto nos concentramos en el carnaval, y toda la joda que siempre conlleva.

A propósito del carnaval, que supuestamente tenía que ser el “Carnaval del Bicentenario” solamente se limitó a ser la borrachera acostumbrada de todos los años. Teniendo la oportunidad de manifestar toda la creatividad posible, los comparseros prefirieron llenarse la boca con alcohol y con frases gastadas de un regionalismo superficial, casi tonto.

Así dejamos pasar la oportunidad de mostrarle al mundo que no somos una ciudad solamente de la diversión y la alegría, sino que nuestra conciencia cívica se manifiesta en todas nuestras expresiones. Otra vez volvimos a fortalecer el cliché del camba opa y alegre, y para desgracia nuestra, creo que nos acompañará aún por muchos años. A este importantísimo año no se lo está mirando como tal. Leer el resto de esta entrada »