Crímenes perfectos

Posted on Actualizado enn

Luisa tenía una sonrisa amplia y sus ojeras evidenciaban las noches difíciles que pasó para poder sobrevivir. A sus 40 años fue asesinada en su domicilio, con 52 inmisericordes puñaladas, que se transformaron en el crimen más horrendo cometido en contra de la comunidad travesti de Bolivia.

Travesti_1

Lo curioso es que de todos los casos denunciados (que no son pocos) ninguno ha sido resuelto, y los torturadores y asesinos de travestis, transexuales y transgéneros siguen libres, caminando por nuestras calles. Se entiende, entonces, que la Transfobia está arraigada en nuestra sociedad y se manifiesta impunemente en instituciones como la Policía Nacional, que, digámoslo con las palabras adecuadas, no mueve un sólo dedo cuando se trata de casos referidos a las diversidades sexuales y sobre todo a travestis. La Policía Nacional es una institución transfóbica.

Rabia e impotencia causa encontrarse con la realidad de las travestis, las más visibles del Colectivo LGBT; que siempre marchan delante, tan visibilizadas, tan orgullosas, tan genuinas, tan valientes.

Las están matando y parece que poco o nada nos importa. Los medios de comunicación, o hacen un alarde desmedido y espectacularizado o simplemente pasan de largo, como si esas noticias no necesitaran un espacio para ser discutidas y analizadas. Nuestra miseria diaria nos condena a ver números, lentejuelas, trajes de baño, desfiles baratos, en vez de seres humanos, personas únicas que viven de milagro y mueren desgraciadas y olvidadas. Somos cómplices silenciosos de estas matanzas sinsentido.

Travesti_2

Pero esto no ocurre sólo en Bolivia. Según el portal Sentido G, 539 transexuales fueron asesinados en Latinoamérica, entre 2008 y 2010, mientras que 50 activistas LGBT fueron asesinados sólo en el año 2010. 400 crímenes homo/lesbo/transfobicos se produjeron en México, entre 1995 y 2005. 260 personas LGBT fueron asesinadas en Brasil, en 2010. 171 homicidios de personas LGBT se produjeron en Honduras, en los últimos 5 años. 127 personas LGBT fueron asesinadas en Colombia, entre 2008 y 2009. 7 personas trans fueron torturadas y asesinada en Bolivia, durante el año 2010. 1 persona LGBT es asesinada cada semana en Perú. Según el Observatorio de Personas Trans Asesinadas de la organización “Transgender Europe”, en los primeros meses de 2011 se registraron 116 muertes por motivos homo/lesbo/transfóbicos. La mayoría de los casos registrados provienen de América Central y del Sur en donde se cometen el 80% de los homicidios informados.

Travesti_3

Luisa (cuyo nombre legal era José Luis Durán) ya no está más entre nosotros. La pobre y linda Luisa ha pasado a formar parte de la interminable lista de crímenes perfectos. Crímenes de odio que se cometen todos las noches. Como el de la Mini Travesti (Clener Darío López Fernández, de 30 años) que fue encontrada en enero de este año, estrangulada en la calle Portachuelo, sin que hasta ahora la investigación de su asesinato hubiera avanzado siquiera un poco.
Si por un momento entendiésemos la belleza que se guarda tras todo el maquillaje, las uñas pintadas y los vestidos despampanantes; si por un instante comprendiéramos que no se trata de un hombre vestido con ropas femeninas; si tan sólo pudiéramos entender la vida maravillosa que tienen como ejemplo de valor y amor, las travestis del mundo, estos crímenes de odio, esta masacre institucionalizada, no existiría. Y no tendríamos que llorar la muerte de Luisa, o de cualquier otra travesti que no hace otra cosa más que embellecer este mundo gris en el que vivimos.

Edson Hurtado
Periodista y escritor

Artículo escrito para: Semanario Uno

Fotos: Internet

Anuncios

Un comentario sobre “Crímenes perfectos

    Licy Tejada SORUCO escribió:
    noviembre 1, 2012 en 10:28 pm

    Hace años leí a José Donoso ( no recuerdo el nombre del libro) en un relato similar. Sórdidas juntuchas ” sociales” en las que se planea la purificación, los asedios, la violencia y finalmente arrebatarles una vida, que la moral de turno dictamina que no merecen. Los últimos años de la forma más descarada, los que hacen opinión han criticado y lapidado públicamente a una autoridad nacional, por su supuesta preferencia sexual. Claro que matan; matan con la palabra y hasta deben sonreír cuando alguien los asesina. Terribles estadísticas, yo las desconocía. Triste, triste. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s