La velocidad Glee

Posted on

Hoy en día estamos embarcados en una vorágine de información que nos deja mareados ante la constante exposición a los medios masivos de comunicación.

Glee_1

Como nunca antes, el acceso a la información es ahora casi obligatorio, y desde los alumnos de secundaria que buscan http://www.tutareahecha.com, las abuelas que se crean cuentas en Facebook, los universitarios que hacen copy/paste para sus monografías, hasta los escritores novatos que colgamos nuestros trabajos en blog o páginas webs, todos estamos interconectados en el gran océano mediático que  se completa con la televisión, la radio, los periódicos y las revistas del corazón.

Glee, la popular serie de televisión estadounidense que se ha convertido en un fenómeno mundial, es una muestra de la velocidad a la que transcurre hoy nuestra forma de vivir y de procesar la información.

Con sólo tres temporadas al aire -recientemente se estrenó la última-, la montaña rusa de la trama ha cautivado a miles y miles de televidentes que a lo largo del mundo observan y tratan de seguir el ritmo de una historia que no se detiene en ningún momento. La estructura del guión permite, entre otras cosas, que los personajes provoquen emociones momentáneas, pero efectivas. Cada historia de la trama consigue, de ese modo, mostrarnos el paradigmático mundo de los sentimientos de una manera casi estereotipada, pero verosímil, al final de cuentas. El poder de este enlatado televisivo de la FOX, sin embargo, radica en lo anteriormente expuesto: la velocidad. Nadie sabe lo que pasará en el siguiente capítulo y no hay que perderse ningún detalle del anterior, porque de lo contrario, se perdería el sentido de la historia misma.

Glee_2

Los medios de comunicación masivos, Internet incluido por supuesto, determinan nuestra forma de vida, al imponernos e inducirnos al consumo masivo de información, así como  también a la generación y producción de información. Ese es el logro de la Web 2.0., que formemos parte del engranaje mundial de códigos, bits, y contraseñas. Sin duda alguna, eso está afectando nuestro comportamiento y, por lo tanto, está influyendo en nuestra calidad de vida. Los procesos de formación y aprendizaje, de relacionamiento social, y de perspectiva de la realidad, han sido modificados para siempre.

Alarmista como siempre, Mario Vargas Llosa escribió en una columna reciente que la lectura sin brújula y a la deriva por Internet nos está atrofiando en cerebro. Y tal vez tenga razón.

Tal vez nuestra concepción de la realidad se esté deformando por completo, y nuestro mundo ya no sea el que es, sino el que nosotros vemos con nuestros ojos virtuales. Es decir, que el mundo ha perdido su magia, o lo que es peor, nosotros la hemos perdido.

Glee_3

La homogenización la humanidad es el peligro. Que de repente todos estemos hablando de Lady Gaga, o de la muerte de Steve Jobs. Que el último reggaetón de moda se escuche en todas las fiestas, que las sensaciones y emociones transcurran tan rápido que ni siquiera podamos disfrutarlas, y por tanto, las perdamos para siempre. Que las relaciones afectivas comiencen en el chat de Facebook o en alguna página para encontrar a tu pareja perfecta.

Como dice esa vieja canción de protesta de los setenta: “Ya no hay locos… Todo el mundo está cuerdo, terrible, horriblemente cuerdo.”

Artículo escrito para Semanario Uno.

Anuncios

Un comentario sobre “La velocidad Glee

    Alt.Sax escribió:
    agosto 23, 2012 en 9:18 pm

    pensava k aki habia un test… vaya mierda

    perdon por el comentario… pero es verdad sorryy :(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s