Ser gay en tiempos de Evo

Posted on

Desde muy pequeña he tenido dificultad para entender ciertos códigos sociales que hasta ahora me parecen absurdos: sos negrito, sos peor; usás lentes o frenillos, sos peor; tu papá no tiene auto último modelo, sos peor.

9

Luego de algunos años, si no te vestís a la moda, sos peor; si tus medidas no son 90-60-90, sos peor; si sos negrito, sos peor. Después, si sos del MAS, sos peor; si sos negrito, sos peor y así sucesivamente, en un comportamiento que se reproduce hasta la vejez.
Lo irónico y hasta gracioso es que en todas esas etapas podés ser gordo, negrito, pobre, feo; pero si sos maricón sos lo peor de lo peor, porque a los otros hasta pena se les puede tener, pero a los maricones no; a ellos se les tiene asco. Y ese asco viene de una especie de “razonamientos” sociales, los que a su vez vienen de razonamientos individuales más profundos. Me explico.

En la historia las discriminaciones se han originado siempre por motivos socioeconómicos.

Por ejemplo, el machismo nació en el afán de someter a las mujeres para asegurar una descendencia legítima a la cual heredar los bienes acumulados. Control. A los negros y a los indígenas se los sometió para asegurar esclavos que trabajaran en pro de fortunas ajenas. Control.

Pero a los homosexuales, ¿por qué se los quiere someter?, ¿por qué se los discrimina? La única respuesta lógica que se me ocurre es que su orientación sexual interpela a lo más profundo del inconsciente, lo que está dentro, la sexualidad doble que cada ser humano tiene, a sus perversiones y pulsiones naturales; por eso el vehemente rechazo, porque su sola existencia hace alusión a aquella libertad que las religiones y los tabús han querido coartar para controlar política y económicamente a la humanidad.

Y así, entre toda esa represión de pleno Siglo XXI, donde los discursos de inclusión y “tolerancia” están tan de moda, nace Ser gay en tiempos de Evo, un libro que debió ser escrito hace mucho tiempo, pero que solo Edson Hurtado tuvo las bolas para hacerlo.

15

Quiero confesarles a todos ustedes, que cuando leí este libro (de un sólo saque), me sorprendí entre lágrimas. Edson me hizo recuerdo que no todo está perdido (a veces lo olvido), que NO me tengo que sentir afortunada por no tener que explicarle al mundo que soy heterosexual, que en nuestra calidad de seres humanos esta injusticia horrorosa nos incumbe a todos, que palabras como “tolerancia” o “aceptación” son camufladas formas de discriminación. En este tema, no hay nada que tolerar o aceptar, la clave es convivir y entender.

Edson me hizo recuerdo, entre otras tantas cosas, que si Dios existe, de seguro se debe retorcer de la indignación cada vez que una persona maltrata a otra por su orientación sexual.

Y es que amar y coger son verbos que, al mismo tiempo o por separado, todos ponemos en práctica. Si ser una persona, ya sea homosexual o heterosexual, tiene directa relación con estas dos acciones, ¿qué diferencia hace el sujeto con el que las practiquemos?

Las 145 historias contadas en este libro no tienen que ver con la ficción; sin embargo la manera en que Edson las escribió, la técnica de la que se apoderó y las palabras que usó, son propias de la literatura como expresión artística por excelencia.
Por eso, gracias Edson, por regalarle a mi Bolivia, a esta que vive los tiempos de Evo, a esta en la que vivo yo, Paola Senseve, una maravillosa oportunidad, un atajo directo a la libertad.
Después de Ser gay después de Evo, nada será igual.

Paola R. Senseve Tejada

Escritora

(Fotos: Roxana Moyano)

Anuncios

2 comentarios sobre “Ser gay en tiempos de Evo

    Melany cabrera escribió:
    julio 12, 2011 en 9:34 pm

    un libro que muestra la verdadera esencia y realidad del entorno en el que vivimos en nuestra Bolivia, vivimos en una libertad que no es libertad y optamos por el silencio al que llamamos recato.
    Edson hurtado le dio un regalo a la sociedad boliviana el cual se recordara siempre en la historia, el silencio se rompe y se pide solo un respeto que corresponde otorgar por la sola existencia del ser humano.
    Edson es el directo responsable hoy y para siempre de mostrarnos a la sociedad que somos solamente simples seguidores de lo facil y que no tenemos los huevos para afrontar la sexualidad de nuestra gente y convivir con ella.

    ramiro sanchiz escribió:
    enero 11, 2012 en 10:59 am

    Por favor datos bibliograficos, editoria, no de paginas, isbn, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s