Somos lo que escuchamos

Posted on Actualizado enn

Hace cinco años, cuando comencé la aventura de producir un programa de radio en serio, asumí más que una responsabilidad personal, una actitud frente al periodismo mediocre y el facilismo sensacionalista de muchos comunicadores de nuestro país.

Desde que Radio Santa Cruz se adjudicó la emisión de “Nuestra Noche”, ha sido la propuesta alternativa de la radiodifusión producida en Santa Cruz de la Sierra, que con el paso del tiempo consolidó un espacio para reflexionar en torno a temáticas sociales, políticas y económicas, brindando al mismo tiempo el escenario democrático para debatir esas temáticas con la mayor celeridad y transparencia, tratando de llegar al oyente con un mensaje claro y productivo.

Pertenecer al circuito alternativo, casi disidente de Santa Cruz, no es nada fácil.

Lo sé yo y lo saben los artistas, promotores culturales, periodistas independientes y todos los ciudadanos que han encarado su profesión basándose en sus propias convicciones, alejados de los conceptos mercantilistas asumidos por los medios de comunicación que se conectan a la sociedad, solamente para abusar de ella, atropellando vilmente el derecho universal a la información adecuada, saludable y propositiva.

Y es que hacer radio para mí siempre ha sido una pasión. Desde los 14 años tuve la certeza de que mi enamoramiento por la radio me iba a durar toda la vida. Vallegrande, mi ciudad natal, fue sin duda alguna el lugar en donde me formé entusiastamente con las comunicaciones, el periodismo, la radio y la literatura.

Casi por intuición me adentré en el universo de los cables, los enchufes, las cámaras, los micrófonos, las entrevistas, y poco a poco, casi de manera autodidacta, me perfilé en el periodista que años más tarde soñaba con ser. Cometí muchos errores, muchísimos en realidad, pero como todo en la vida, me sirvieron para reafirmarme en mi decisión de estudiar, especializarme y superarme a mí mismo. Hoy, casi quince años después, sigo creyendo que me falta mucho por aprender y sobre todo, mucho para dar.
Mi programa de radio nació como una necesidad, casi urgente, de plantear alternativas en la ciudad. Eran pocos y cada vez se hacían menos. “Música de cañerías” de Abraham Ender, “Todas las voces todas” de Alfredo Rodríguez, “Música con historia” y los primeros programas de Carlos Valverde en los que leía poesía erótica… Eran verdaderas producciones dignas de admiración y de imitación. En esos programas uno encontraba un respiro, un escape a los ruidos citadinos de embotellamientos, inseguridad, amarillismo, pues su propuesta estaba enmarcada en otra manera de ver y oír el mundo.
“Nuestra Noche” tiene muchas fallas y quizás muchas incongruencias. No es el programa más escuchado, ni el más publicitado, ni siquiera el más comentado. Pero creo que tiene ese espíritu progresista actual de marcar la diferencia, para llegar a esa gente a la que le urge recibir otro tipo de información, escuchar otro tipo de música y sentirse, dentro de toda su individualidad, parte de un grupo que cree en otras cosas, que siente de distinta manera, que hace las cosas de otra forma.

Siento que desde los micrófonos de Radio Santa Cruz, estamos aportando a la sociedad y juro que cuando deje de sentirlo, abandonaré todo tipo de comunicación, pues lo que se hace sin sentido de colaboración con el prójimo, no tiene razón de ser.

Cada noche, la premisa del programa es que al terminar, el oyente haya obtenido cierta información, aunque sea mínima, de manera que le sirva en su vida cotidiana, en su trabajo, en su casa, o simplemente en la búsqueda de respuestas a sus permanentes cuestionamientos espirituales.
Cada uno de los panelistas que han estado en el programa siempre han aportado desde sus conocimientos y especialidades: Claudio Tigier, Sebastian Molina, Marco Montellano, José Luis Ortís, Juan Pablo Peña, Mario Ballivián, Santiago Terceros, Maite Sandoval, José Andrés Sánchez, Hugo Velásquez; todos y cada uno comprometidos con “Nuestra Noche”, con la radio y con la firme idea de servir, socializar información valiosa para la sociedad.
El programa seguirá siendo esa trinchera de la comunicación, ese refugio de la guerra mediática, ese rincón para escuchar a Sabina, Serrat, Drexler, Calamaro, Silvio, Animal de Ciudad y todos esos poetas que cada noche le cantan a la otra Santa Cruz, a la otra Bolivia; la que piensa, la que sueña, la que ama, la que ES lo que escucha.

Algunas palabras:

Muchas felicidades  por su quinto aniversario al programa ” Nuestra Noche”.
Este espacio, todas las noches nos deleita con las excelentes canciones del infaltable Sabina, un poco de Drexler y el flaco Fito Páez. Es poco decir que “Nuestra Noche”, es un simple programa de radio alternativo por las noches; en realidad se trata de un prestigioso programa que nos da las mejores canciones y a veces algunas que otras canciones “freak”, pero con buen contenido. Me siento orgulloso de escuchar una excelente persona y periodista, como Edson Hurtado que, aunque tengamos unas diferencias políticas marcadas, siempre llegamos a consensuar las diferencias. Por eso celebro el quinto aniversario de este espacio de Radio Santa Cruz, y deseo que siga siempre acompañándonos en cada noche.

Rodrigo M. Ramos Suárez
Director Departamental de Jóvenes por Bolivia.
Coordinador del Proyecto Neda.

 

Cinco años al aire, es buena señal. La noche deja de ser un manojo de constelaciones en el baúl oscuro del cielo. Hay más que eso. Hay una voz que le invita a la luna a bailar con él mientras la ciudad bosteza su estrepitoso caos anillado.
No hay verso que no se haya dicho, ni canción que se haya quedado en el archivo. Ni frase, ni pensamiento olvidado. La noche es su espacio y él, su leal confabulador. Juntos –la noche y él- desde hace cinco años atrás, recorren un camino infinito de pentagramas, y nos llevan por continentes remotos donde los músicos universales bordan acordes y melodías que se escuchan, obviamente, noche a noche…

Fernando Figueroa
Centro Cultural San Isidro

 

Para nadie que ha trabajado arduo y conscientemente es un secreto que cumplir cinco años es un camino que conlleva y acarrea muchas alegrías y sinsabores.
Pero, todo nos deja una enseñanza: hacer el trabajo con pasión y ganas, desde el corazón, es una inspiración que recarga de energías al alma misma y esa enseñanza y ejemplo.

Giordano Bruno
Músico

 

La importancia del programa radial de Edson Hurtado es, de lejos, un aporte importantísimo para la ciudad y todo el movimiento cultural e intelectual de esta ciudad que no termina de asumirse como tal.
Somos casi 2 millones de habitantes y tenemos tan poca variedad en los medios que, cuando apareció la suave y potente voz de Edson en el éter cruceño, algunos respiramos con tranquilidad porque al menos había algo nuevo para escuchar. Y esa es precisamente la virtud de Nuestra Noche, siempre se renueva, siempre parece que fuera el primer ciclo, en el que la noche en Santa Cruz se vistió con los colores de las voces de Sabina, Serrat, Calamaro, Silvio, Pablo y las infaltables rarezas que al flaco se le ocurre compartir cada una de sus noches.
Porque eso hace Edson, comparte su música, su voz, su alma, y esas ganas que le tiene a la vida, al amor, a cada una de sus facetas como periodista, escritor, productor audiovisual, y como boliviano amante y apasionado por su país.
Estos cinco años demuestran que es posible hacer otra radio y que “lo alternativo” en nuestra ciudad cada vez se populariza más.
Y sino, pregúntenles a los conductores de al menos 4 programas que desde hace muy poquito tiempo vienen intentado hacer la radio que Edson hace 15 años atrás.

Mariano Sinh
Amigo y compañero sentimental

Artículo escrito para Semanario Uno

Anuncios

2 comentarios sobre “Somos lo que escuchamos

    Jose Luis OrtiZ escribió:
    julio 28, 2010 en 8:23 pm

    Nuestra noche cumplió 5 años…
    Por qué?

    jajajaja, es broma Edson, muchas felicidades por tu ya larga trayectoria, no sólo como radialista sino como escritor (aunque sólo hayas publicado 2 libros).
    Nuestra Noche es, sin duda, un espacio único, diferente, propositivo, vanguardista y con muy buen gusto musical, es decir, un programa muy completo. Desde mi punto de vista, Nuestra Noche ha superado a los programas que mencionas, esos con los que crecimos y comentábamos en la universidad. Creo que el tuyo ha logrado mayor profundidad en las temáticas abordadas, ya sean políticas o artísticas, y tiene sectores muy creativos, donde las risas y la melancolía tienen un espacio.
    Felicidades Edson, hacé el aguante con ganas.
    Espero que para los 10 años sepas escribir mi apellido.

    Grober Loredo escribió:
    octubre 13, 2010 en 4:22 pm

    Estimado Edson, de mucho tiempo se me ocurrio buscarte en la web, así como uno busca en la soledad a los amigos mas amigos. Pues, ratifiqué tus virtudes y valentía, tu infatigable compromiso con las mejores causas, con la pasión por la vida… Gracias por seguir siendo el mismo de otra manera. Salud y gloria.
    Grober Loredo – Cochabamba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s