Nuestro Antro De Cada Finde

Posted on Actualizado enn

Generalmente se trata de un lugar cuyas características, a simple vista, se podrían definir como, “sub-urbanas”, “under”, o simplemente “zona física donde se concentran gente rara, freaks, zafados y locos”.

Pero los boliches alternativos siempre han sido el espacio de reunión de intelectuales, artistas, promotores y consumidores de cultura contemporánea. De eso no cabe duda, sobre todo en Santa Cruz donde el arte poco a poco va dejando las tinieblas de la clandestinidad, pero que indudablemente nace en ella.

Desde el Caracol de la calle Vallegrande hasta el recientemente cerrado Clapton de la Murillo, esos bares han tenido una magia especial que hoy los hace memorables. Muchos hemos coincidido en ellos y seguro a alguno le viene la nostalgia al momento de recordarlos. Varias de las grandes ideas vinculadas al arte nacieron en ellos, muchas canciones se compusieron, muchos poemas se escribieron y muchos besos se dieron en esos antros que, aparentemente, no gozaban ni gozan de buena reputación. Tal y como debe ser.

Pero el catalizador principal siempre fue la amistad, las colaboraciones y esa onda que hace de la cultura contemporánea urbana lo que hoy es y lo que entendemos al tratar de imaginar la construcción de la sociedad actual.

El Muro, El Túnel, Insomnio, El Lado Oscuro, Barbarie, nombres que sin duda alguna han marcado generaciones enteras. Sitios que sintieron el poder creativo de las colaboraciones, de las iniciativas, de los emprendimientos y de la producción que, como mencioné antes, se mantuvo por mucho tiempo en la oscuridad.

Estos antros malditos han sido clasificados y juzgados por los guardianes de la moral y las buenas costumbres, que generación tras generación se esfuerzan por penalizar y tratar de erradicar aquello que no entienden o que sólo no es de su agrado, o que no responde a la leyes del mercado, superficial y materialista, que por estos días, sobre todo, son tan absorbentes.

Recuerdos, anécdotas, risas y buenos momentos son los que nos han dejado. Los que fuimos fieles clientes y amigos de los dueños de varios de éstos boliches, sabemos que hemos cambiado por ellos, porque se convirtieron en parte de nuestra rutina, en punto de encuentro de nuestros grupos de amigos, de nuestro círculo más inmediato. Pero también porque el ambiente, la música, el estado de ánimo y hasta la infraestructura se nos hacía tan familiar, que no dudábamos en agradecer el haber llegado a ese sitio.

Y tal vez peco de sentimentalista, pero díganme sino sienten maripositas en el estómago cuando están en un lugar que definitivamente los entiende, los acepta tal y como son y encima, les da la oportunidad de encontrarse con sus similares.

Con el pasar de los años poco a poco han ido desapareciendo. Los han ido cerrando, clausurando o censurando, que al final de cuentas viene a ser lo mismo, porque tal vez se han alejado del charm de la ciudad y no se han adaptado, al menos no del todo, a lo que mandan los “directores de lo in” de Santa Cruz.

Oz, Pekos, el Iris Pub (del tercer anillo), El Tomate, el Victory, el Rock All (que estaba detrás de la ex-Terminal) el fugaz Club de Jazz y Centrósfera son parte de un movimiento alternativo conformado por personas, que seguramente no serán mejores que las que no asisten, pero que sin duda alguna son especiales. Con mentalidad abierta, con un espíritu libre y dispuestos a sentir el mundo en todas sus facetas, alejados del provincianismo arcaico que inhibe la mente y el corazón.

Todos tenemos nuestro antro para cada fin de semana y aunque lastimosamente vayan quedando pocos, su influencia radica en las marcas que te dejan en el alma, el antro y tus amigos, que al final de cuenta son los que lo hacen especial. Por eso, salud por esos antros malditos que nos hacen tan felices!

Artículo escrito para:

www.galeriaeterna.com

Anuncios

6 comentarios sobre “Nuestro Antro De Cada Finde

    Mario escribió:
    octubre 27, 2009 en 8:32 pm

    hace algunos años El alquimista, convertido luego en Helloween. También estaba Subterranea, ambos boliches en la Pari.
    Para mi que “Antrosfera” perdió mucho de su encanto al cambiarse de lugar.

    Saludos!

    Ivan escribió:
    octubre 28, 2009 en 12:58 am

    Realmete… el Alquimista (cerebritos), el antiguo Oz, Roots, la Vieja, Octopus, hay tantos en todo este tiempo que me traen buenos recuerdos.
    Concuerdo con Mario que Centrosfera perdio mucho de su escencia en ese nuevo lugar.

    matias escribió:
    octubre 28, 2009 en 3:22 am

    tal y como debe ser!!!
    antros malditos… y malditos por que ahora siento que muchos estamos “homeless”…
    muy lindo edson… y mas de unos seremos los sentimentaloides!
    un abrazo

    Pablo escribió:
    octubre 28, 2009 en 3:23 am

    Mierda, alguien se acordó de Bar-varies… Ni yo que era uno de los dueños me acordaba. Hace 11 años ya…. jajjajajajaj

    luna escribió:
    octubre 28, 2009 en 5:37 am

    nuestros antros..
    como se los ama.. como se los aprecia, como se las pasa tan bien..

    mi antrito lindo!,
    =)

    snif por la esquinita!

    Silvana escribió:
    octubre 28, 2009 en 3:18 pm

    “Y tal vez peco de sentimentalista, pero díganme sino sienten maripositas en el estómago cuando están en un lugar que definitivamente los entiende, los acepta tal y como son y encima, les da la oportunidad de encontrarse con sus similares.” …Al final por eso somos fieles a los antros o a las personas…

    Edson, yo sentí maripositas de leer tu escrito, de recordar los nombres, las calles, los olores a antro descuidado, de amantes furtivos con caducidad de una noche, de compartir con vos, con más.

    Sacaste unas lagrimitas de mis ojos.
    Te quiero, me quieres…nove?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s