Sobre la libertad

Posted on

La libertad, propugnada por el liberalismo político como filosofía política, se reduce a la frase: “Mi libertad termina donde empieza la tuya”.
Cuando el socialismo no pudo sembrar algunas virtudes que había desarrollado, como el sentido del internacionalismo, la importancia de la solidaridad y la preponderancia de lo social por encima de lo individual,  volvieron furiosamente los ideales liberales y la cultura capitalista con la exaltación del individuo, la supremacía de la propiedad privada, la democracia delegada y la libertad de los mercados. Prueba clara de ello es que en estos días, hay menos solidaridad internacional y menos preocupación por los cambios a favor de los pobres del mundo.
Leyendo una revista cruceña del año 2006, me encontré con un artículo de Leonardo Boff, sacerdote católico brasileño, teórico de la Teología de la Liberación. En este escrito Boff, describe la libertad actual “como una comprensión individualista, del yo solo, separado de la sociedad” Es la libertad del otro y no con el otro.  “Para que tu libertad comience, la mía tiene que acabar. O para que tu empieces a ser libre, yo tengo que dejar de serlo”
Por lo tanto, si la libertad de uno no comienza, por los motivos que sean, la libertad del otro no tiene límites y puede expandirse como desee porque no encuentra la libertad del uno. De esa manera se inaugura el imperio del egoísmo. “La libertad del otro se transforma entonces en libertad contra el otro”
Por eso, la frase correcta debería ser: mi libertad solamente comienza cuando empieza también al tuya. Boff nos recuerda la perenne lección dejada por Paulo Freire: “Jamás seremos libres solos; sólo seremos libres juntos” Porque mi libertad crece en la medida en que crece también la tuya y gestamos conjuntamente una sociedad de ciudadanos libres y solidarios.
Más allá de esta comprensión de libertad solidaria se encuentran muchos principios “Nadie es una isla. Somos seres de convivencia. Somos puentes que se unen a otros. Por eso nadie es sin los otros y libre de los otros” Todos estamos llamados a ser libres para los otros y con los otros. “Como dijo el Che Guevara –termina Boff- solamente seré verdaderamente libre cuando el último hombre haya conquistado también su libertad ”

Anuncios

9 comentarios sobre “Sobre la libertad

    Sebastian escribió:
    julio 30, 2007 en 2:16 pm

    Benito Juarez planteó, en la misma linea de tu post, lo siguiento: “El respeto al derecho ajeno, es la paz”.

    la de la casa nueva escribió:
    julio 31, 2007 en 12:09 am

    Aquí te escribe una fiel seguidora de Nuestra Noche,
    a falta de radio en mi cuarto, te escucho todas las noches en el trayecto de vuelta de la u…

    Animal de Ciudad escribió:
    agosto 1, 2007 en 5:25 pm

    Genial teoría, me gustaría cuestionar, para seguir avanzando. En lo práctico, ¿cómo puedo hacer que mi ejercicio de libertad sea liberador para los que me rodean? ¿cómo puedo liberarme yo através de la libertas de quienes están conmigo?
    Un post de lujo querido Edson.

    MaríaEscándalo escribió:
    agosto 1, 2007 en 10:04 pm

    Esa libertad de la que hablan, tan solidaria… tan idealista, frente a la libertad egoista que se practica en el mundo… es incluso esperanzadora. Ojala se llegue a ejercer esa LIBERTAD donde TODOS nos lleguemos a beneficiar.

    Te quiero MUCHO MUCHO.

    Besos

    María José escribió:
    agosto 2, 2007 en 3:19 am

    No puede haber libertad si se impiden las condiciones necesarias para legar a ella. La falta de conocimientos y el miedo, entre otros factores, anclan la realización de la libertad.
    Suponiendo que una persona es ‘libre’ para decidir, sin embargo, ejerce su libertad de decision sólo entre las opciones que baraja; algunas veces, puede estar en manos de uno decidir que se puedan aumentar las opciones para los demás. Con solidaridad se pueden multiplicar opciones, u ofrecer condiciones para que otros hallen su libertad. Se puede pensar lo mismo, para un medio donde no haya libertad de decisión.
    La libertad humana es directamente proporcional a la calidad humana.
    Hay que adoptar la Libertad como un Principio.

    María José escribió:
    agosto 2, 2007 en 3:21 am

    (llegar)

    Ricardo escribió:
    agosto 2, 2007 en 9:59 pm

    Creo que mi libertad no ha comenzado nunca. Sigo preso y encadenado. A veces siento que no puedo ni moverme… Siento que nadie me entiende (ojo, no es un comentario de un adolescente cualquiera) y por lo tantoyo no puedo entenderlos. Quisiera saber más acerca de la libertad. Experimentarla, sentirla, disfrutarla. Pero creoq ue no puedo o aún no he encontrado la persona indicada para iniciar mi viaje hacia la libertad, hacia mi libertad. Gracias por tus palabras, siempre justas, siempre necesarias. Que llegan justo cuando más se las necesitan. Un abrazo.

    Juan Carlos escribió:
    agosto 2, 2007 en 10:09 pm

    Yo sigo mucho la Teología de la liberación. Me alegra que a ti también te interese. Sigo tu programa de radio cada vez que tengo la oportunidad. Los contenidos tienen mucho que ver con la idea de “educar” al público, desde la perspectiva del humor y la complementariedad de la buena música. Gracias Edson.

    americasbestrx.com escribió:
    junio 18, 2008 en 8:55 pm

    Diet Pills…

    hey i just stopped by, great stuff…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s